#30 ¿A quién quieres mas al banco o a tu familia?

¿A quién quieres más al banco o a tu familia?

Cuando ofrecemos a nuestros clientes seguros de vida muchas veces nos contestan “ya tengo seguro de vida con la hipoteca, no necesito nada mas” y la verdad es que me chirrían un poco los oídos cuando oigo esta afirmación.

 

 

A tenor de todo lo expuesto en mi anterior entrada ¿Es obligatorio contratar un seguro de vida con el banco? y haciendo un símil con el seguro de Autos, tener un seguro vinculado a la hipoteca es tener el seguro del coche “a terceros”, básico. Un quita multas. No te va a cubrir ni la grúa, ni las lunas, ni el robo, etc. no te cubre nada.

Te quitará una deuda, sí. No lo pongo en duda y es algo importante pero entonces no lo llames seguro de vida llámalo, por ejemplo, seguro para complacer al banco o seguro para darle mi indemnización al banco antes que a mi familia para que cobre la entidad bancaria antes que mis beneficiarios, pero no le llames seguro de vida porque no está “protegiendo tu vida”, está protegiendo los intereses de tu entidad crediticia.

 

 

  • La filosofía de un seguro de vida va mucho más allá. Un seguro de vida es pensar en tu familia y en ti mismo.

En tu familia porque deseas que en caso de no estar junto a ellos puedan disfrutar de la misma calidad de vida que cuando estabas a su lado. Que tus hijos puedan seguir estudiando en los mismos colegios o en las Universidades que ellos elijan, que no les falte de nada, que tu pareja pueda seguir su ritmo de vida a pesar de faltar ingresos económicos en casa y pueda seguir cuidando de tus hijos, de tus seres queridos.

Es pensar en ti mismo porque en cualquier momento, en el trabajo, en tus momentos de ocio, en cualquier circunstancia podemos tener una enfermedad o un accidente que nos provoque una Invalidez, y tengamos que depender de terceras personas para las acciones más básicas de nuestro día a día ya que no podremos comer solos, vestirnos, asearnos, etc. o lo que es mucho más frecuente una Incapacidad para desarrollar nuestra profesión habitual (un carpintero que pierde una mano, por ejemplo).

 

  • Consecuencias de tener un seguro de vida con la hipoteca “a terceros”.

En ambos casos no sólo dejaremos de generar ingresos económicos para nosotros y nuestra familia sino que además provocaremos unos inmensos gastos de cuidados hacia nuestra persona, de modificaciones de vivienda y vehículos para adaptarlos a nuestra nueva realidad, en muchos casos incluso nuestra pareja se ve obligada a dejar su trabajo para atendernos… y así multitud de situaciones que hacen de un seguro de vida, de un buen seguro de vida, algo imprescindible.

¿Te das cuenta como tener un seguro de vida que te cubra todo o parte de la deuda hipotecaria no es tener un seguro de vida?

¿Comprendemos ahora que tener ese tipo de seguro no es suficiente para que nuestros seres queridos o nosotros mismos, en caso de Invalidez/Incapacidad, podamos tener la misma calidad de vida?

 

 

  • “Ya, pero es que un seguro de vida es muy caro”.

No, los seguros de vida no son caros. Te gastas más todos los meses en pagar Internet, en pagar tu móvil, en gasolina, etc.

Además, no recuerdo a quien, escuché una vez esta afirmación que me pareció magnifica:

“¿Cuánto tiempo tardarías en ahorrar, por ejemplo, 100.000 euros para tu familia?

Un seguro de vida es la forma más rápida de obtener ese ahorro. En el momento que contratas tu seguro de vida tienes el capital contratado a tu disposición por si pasa cualquier cosa de forma inmediata”.

Es una verdad como un templo.

¡Compruébalo tú mismo!

Obtén tu presupuesto personalizado.

En menos de 2 minutos tendrás tu solicitud completada: